CÓMO INSTALAR UNA CERRADURA DE POMO

Cómo instalar una cerradura de pomo por ti mismo

Son muchas las ocasiones en las que desdeñamos la oportunidad que tenemos de aprender nuevas cosas, a la vez que resolveríamos en el proceso inesperadas e incómodas situaciones que eventualmente se nos presentan en el hogar.

Instalar una cerradura por nuestra propia cuenta es algo que podemos hacer aplicando un poco de atención y un poco de destreza, puesto que se trata de una labor que no implica una dificultad extrema.

Disponiendo de las herramientas adecuadas, la tarea de instalar cualquier cerradura común no debe llevarnos más que unos cuantos minutos, sin importar que esta sea tubular, de  embutir o de las del tipo superficial.

Cerradura de pomo o cilíndrica: cómo instalarla

INSTALACIÓN DE UNA CERRADURA DE INTERIOR DE POMO O PERILLA - COMOABRIRUNACERRADURA.ES COMOABRIRUNAPUERTASINLLAVE.COM MANUALCERRAJERO.COM CERRAJERÍA.COM GANZUA.ORG
INSTALACIÓN DE UNA CERRADURA DE INTERIOR DE POMO O PERILLA

La cerradura de pomos es tal vez una de las más comunes y de las de mayor uso. Conocida también como cilíndrica o de perilla, su instalación no requiere de mayores conocimientos, razón por la cual será este el tema de nuestro post.

Aunque es ampliamente usada en puertas principales, las que dan acceso a las viviendas o comunidades, cumpliendo muy buen papel en esta función, el nivel de seguridad de la cerradura cilíndrica no la hace muy recomendable para este fin. Aunque hoy en día existen cerraduras con bombillos de llave de alta seguridad.

Estas cerraduras también pueden ser empleadas en puertas de baño o en las de habitaciones interiores, hechas generalmente de madera. Regularmente, en estos espacios más que seguridad lo que se busca es privacidad.

Veamos cómo podemos instalar por nosotros mismos una cerradura cilíndrica en una puerta de madera, partiendo del supuesto de que esta carece de las perforaciones donde va colocada la cerradura.

¿Qué materiales y herramientas necesitamos?

Debemos considerar, en primer lugar, contar con las herramientas básicas y los materiales que nos facilitan llevar a cabo el trabajo. En la instalación de nuestra cerradura tubular necesitaremos:

  • Cinta para medir.
  • Lápiz o punzón.
  • Escuadra.
  • Taladro.
  • Brocas para madera.
  • Destornilladores planos y de estrías.
  • Sierras copa circular o sacabocado, para madera, de 25 y 55 mm.
  • Formón.
  • Martillo.
  • Tornillos.
  • Escofina para madera.

En la instalación de una cerradura cilíndrica, esto son los pasos a seguir:

#1. Comenzamos con la cinta métrica, la escuadra y el lápiz: se toman y se marcan las medidas, tanto en la hoja de la puerta como en el canto de esta, en los lugares donde se harán las perforaciones para el cilindro y el pasador.

#2. Para el cilindro, la perforación tendrá un diámetro de 55 mm; en tanto que el diámetro de la abertura para el pasador será de 25 mm.  

#3. Ambas perforaciones se realizan con el taladro y la sierra copa a una misma altura, la cual puede estar entre 90 a 105 cm, medidos desde el piso de la habitación.

Para evitar causar daños a la estructura de la puerta es recomendable hacer los agujeros para el cilindro en dos etapas.

En una primera etapa se perfora con la sierra copa desde uno de los lados solo hasta la mitad; la otra mitad se corta desde el lado contrario, cuidando siempre que sean coincidentes ambos cortes.

#4. A la altura que hayamos determinado (90 o 105 cm) en la puerta, marcamos por ambos lados los lugares donde fijaremos la guía de la sierra copa de 55 mm, midiendo 6 cm desde el borde; luego procedemos a abrir los agujeros.

#5. Exactamente en el centro del canto de la puerta, a la misma altura de la perforación para el cilindro, marcamos y abrimos un agujero de 25 mm; por aquí es por donde correrá el pasador o resbalón al accionar las perillas.

#6. En el marco, concordando con las perforaciones hechas para la cerradura, señalamos el lugar donde haremos con el formón la cavidad que servirá de recibidor; su diámetro y profundidad deben ser acordes con las medidas del resbalón.

#7. Este recibidor lleva una platina hueca, para lo cual, con el lápiz, señalamos los sitios en los que irán los tornillos que permitirán fijarla al marco de la puerta. Atornillamos, procurando hacerlo lo más firme posible.

#8. El siguiente paso es instalar el pasador introduciendo en el hueco hecho en el canto de la puerta. Se le aplica la platina que le corresponde y se sujeta muy bien con tornillos.

#9. Las dos perillas son diferentes entre sí. La que se coloca del lado afuera posee una especie de gatillo, dos soportes y dos orificios roscados donde se enroscarán los tornillos que fijan la cerradura a la puerta. Su pomo es fijo y está estrechamente unida al mecanismo de la cerradura.

#10. Se prosigue empujando el pasador o resbalón hacia el interior del hueco hecho para el cilindro; se coloca la perilla externa en el agujero, haciendo encajar el gatillo que posee en el gancho del pasador.

#11. Se gira esta perilla para comprobar que realmente están enganchados el pasador y el cilindro. De haberse cumplido esto correctamente, lo que sigue es poner la chapa de esta perilla y asegurarla.

#12. Finalmente, se coloca la perilla interior. Esta tiene una chapa fija con dos orificios por donde se introducen los tornillos que fijan la cerradura a la puerta.

#13. El pomo de esta perilla se fija al cilindro por medio de un sistema de presión que consiste en un pequeño botón incrustado en la perilla y accionado por un resorte.

Al montar o desmontar el pomo hay que desplazar este botón hacia abajo con un destornillador.

Hacerlo bien y con seguridad

  • La mejor forma de no equivocarnos al instalar una cerradura es hacerlo con la puerta fijada al marco. No debemos olvidar que tanto el cuerpo de la cerradura como el recibidor o contra deben coincidir para su buen funcionamiento.
  • Otra medida que podemos adoptar, tanto por comodidad como por seguridad, es inmovilizar la puerta por cualquier medio; podemos hacerlo con cuñas de goma o de madera sobrante de su fabricación.
  • Para evitar accidentes es imprescindible el uso de guantes, gafas de seguridad y una ropa apropiada a la labor que vamos a desarrollar.

Artículo relacionado externo

Cómo instalar una cerradura tipo pomo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: